Esta vez, me gustaría recomendaros una serie que me parece fascinante, se trata de Black Mirror, una serie distópica dónde la sociedad (y su relación con el mundo de la tecnología) es la principal protagonista.

redes sociales, nosediveEl primer capítulo de la tercera temporada (Nosedive), me ha causado especial impacto, en primer lugar por tratar el tema de las redes sociales y en segundo, porque lo he visto dolorosamente realista.

crítica a Nosedive

Argumento (sin Spoilers)

En el capítulo, la sociedad se rige por la puntuación que recibes de los individuos que te encuentras en tu día a día: vecinos, compañeros, familiares… de manera que cuanto más amable seas, cuantas más fotos subas, cuanto más perfecto aparezcas reflejado en ellas, cuanto más amigos influyentes tengas, mayor puntuación recibirás y por tanto, más derecho tendrás a disfrutar de mejores condiciones de vida.

La protagonista es Lace, una chica preciosa con una puntuación de 4.2 que aspira a tener un estatus elevado, por lo que para ello se esforzará de sobre manera para comprar una casa exclusivísima reservada para personas superiores a una puntuación de 4.5. Lace ve el cielo abierto cuando su mejor amiga de la infancia (con un estatus superior al 4,5) la invita a su boda, a la que irán grandes influencers, que podrían puntuarla de manera que por fin tuviera la puntuación digna de la casa de sus sueños.

Crítica black-mirror nosedive

Aunque parezca un mundo totalmente de ciencia ficción, realmente no es más que una exageración de la realidad actual, en la que lo único que nos falta es sustituir el dinero por el número de likes en Instagram.

¿Quién no ha hecho fotos a un plato riquísimo con buena pinta? ¿Quién no ha subido una foto en el que sale especialmente atractivo? Pero sobre todo… ¿Quién no se ha interesado en saber el grado de “aceptación” que ha tenido esa foto? La  búsqueda de la aprobación entre adolescentes es algo muy anterior a las redes sociales, pero bajo mi punto de vista, las redes han alargado esa etapa de inseguridad a edades más avanzadas, de manera que tantos likes, tanto vales, tengas 15 años o 35. Y estos likes van en función de lo puramente estético y ornamental ¿Nos acercamos a una sociedad abiertamente superficial, sin espacio para lo políticamente incorrecto? ¿O siempre fue así y únicamente hemos abierto una pantalla global a esta realidad?

opinión de nosedive

En cualquier caso, y volviendo a la serie lo que hace tan realista el caso, es que al final, la sociedad actual es igual de falsa e hipócrita pero cambiando la puntuación de tu perfil por la puntuación de tu cuenta bancaria.