Nos hemos vuelto bastante locos estos días… y con razón. El miedo es una emoción básica y en muchas ocasiones nos salva de cometer una imprudencia y otras nos hace precisamente actuar de forma imprudente. Es lo que utiliza la ley de la escasez para generar ventas impulsivas, y como podrás comprobar estos días… funciona. El principio de escasez en copywriting es un recurso de lo más utilizado… y si no te lo crees sigue leyendo :).

ley de la escasez

Cuando la oferta de algún bien es limitada (o puede verse limitada) por una producción limitada, por problemas en la distribución, por restricciones legales, por decisiones empresariales… es cuando nos surge un nuevo miedo, el de quedarnos sin un bien que consideramos necesario para la supervivencia o bien que deseamos conseguir a toda costa. Es por eso que empezamos a hacer acopio de recursos de manera compulsiva. (sobre todo aquellos no perecederos y que además estamos seguros que utilizaremos antes o después como el famoso papel higiénico de la crisis del coronavirus”) o cuando competimos con otros usuarios por conseguirlo.

Lo estamos viendo estos días de forma obvia, pero realmente, no necesitamos una pandemia para enfrentarnos a este principio de escasez. Estamos habituados a ella en distintos contextos:

  • Ofertas exclusivas.
  • Descuentos limitados.
  • Lanzamientos de productos estrella.

Tanto lo que estamos viviendo estos días, como el ejemplo de las anteriores promociones responden a la “ley de la oferta y la demanda” que es la causante de fijar los precios o limitar los procesos de producción en fábrica y que, según la estrategia de marketing que se use, puede recurrir a la “ley de la escasez” para fomentar las ventas.

Uso del principio de escasez en copywriting.

Como copywriters, seremos los encargados de trasladar esta estrategia de marketing a los usuarios ¿Cómo? A través precisamente del uso de palabras detonantes.

  • «últimos días”
  • “no te lo pierdas”
  • “se acaba y no hay más oportunidades de conseguirlo”
  • «oferta limitada»
  • «no sabemos cuando volveremos a reponer»
  • «últimas tallas»
  • «últimas unidades»

También podremos utilizar este recurso en la propia web o activando la casilla de «últimas unidades» en la ficha de producto.

Otra opción es la estrategia de marketing de la pre venta. De esta manera te asegurarás de la venta incluso antes de tener confirmadas las existencias y despertarás en tus clientes las ganas de competir por comprar tu producto antes que nadie.

Como ves, existen muchas maneras de dar a conocer esta escasez. La idea es animar a competir por algo que se acaba y nunca más podrás volver a tener la oportunidad de conseguirlo, esta urgencia es lo que te hace actuar por impulso y no racionalmente.

Pero ten cuidado, usar este recurso de forma recurrente podrá volverse en tu contra ya que podrías perder credibilidad. Por ejemplo, si ves que una tienda continuamente dice que no hay forma de volver a conseguir una prenda y luego al cabo del mes la ves expuesta, es obvio que no va a volver a creerte y esa sensación de urgencia por conseguirlo desaparecerá… y encima quedarás de mentiroso.

Eso me recuerda ¿Alguien sabe por qué los donettes siguen regalando 2 más?