Para hablar de la digitalización de las empresas tengo que recordar una frase que dijo mi profesor de economía ya en el colegio “La empresa que no se mueve y no se reactualiza constantemente, está condenada a morir” Este comentario, que pasó desapercibido para la mayoría de compañeros a mí se me grabó a fuego.

Creo que es el principio fundamental de cualquier negocio, algo que ya en el Máster de Dirección de Empresas mis profesores desarrollaron más en profundidad.

Probablemente mi profesor no se refería concretamente a la digitalización de las empresas, pero sin duda, si esa clase la hubiese dado en el 2017 hablaría de ello para ejemplificarlo.la digitalización de las empresas

Y es que la digitalización ha llegado para quedarse, no es una moda repentina, sino una revolución en todos los sentidos. Los millenials, esa generación nacida entre los 80 y los 2000 ha aprendido a usar los aparatos electrónicos y a usarlos en su vida cotidiana, pero es que la siguiente generación “La generación TOUCH” ha nacido inmerso en el mundo de las redes sociales, por lo que no conciben otro mundo que el tecnológico.

Iriarte Díazgranados, Fernando (agosto de 2007). «Los niños y las familias frente a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (tics)» define a la nueva generación, así: “La generación touch es la primera que en lugar de digitalizar sus prácticas analógicas, debe hacer un esfuerzo de adaptación para adaptar sus prácticas digitales cuando se enfrenta a ambientes analógicos. «Estamos frente a otro tipo de niño, producto no de una determinada concepción de infancia que tenía en cierto momento la sociedad como era antes, sino un niño producto de una sociedad tecnológica, que por principio no es neutra.»

Por ello, es la empresa la que se tiene que adaptar a esa nueva forma de concebir el mundo de los nuevos consumidores, si es que quiere sobrevivir. No hay vuelta atrás.

¿En qué consiste la digitalización de las empresas?

Digitalizar un negocio consiste en trasladar lo que antes se hacía de forma analógica al universo digital, en este caso a internet.

Hay muchas maneras de hacerlo:

  • Se pueden digitalizar los procesos de producción, de manera que un robot a miles de kilómetros de la fábrica sea quien lance la orden de trabajo.
  • Se puede digitalizar la manera de relacionarse con los proveedores: De manera que por internet encargues los servicios que ofrecen.
  • Se puede digitalizar la manera de relacionarse con los clientes: mediante aplicaciones que gestionan las incidencias.
  • Puede ser un negocio enteramente digital: como una tienda online que ni siquiera tiene stock, sino que es un mero intermediario entre mayorista y consumidor final.
  • Puede ser un negocio físico con parte del negocio digitalizado: Como las tiendas físicas que también venden online.
  • Puede ser un negocio físico con áreas digitalizadas: Como aquellas empresas físicas, que operan analógicamente pero parte de su estrategia de marketing es digital, como aquellas empresas que tienen web y trabajan las redes sociales. O aquellas que tienen una aplicación móvil con la que los usuarios pueden descargarse códigos promocionales

Como vemos, no es necesario que una empresa opere completamente por internet para que se considere digital, basta con que cuide su presencia en internet.

No sé a ciencia cierta que será de aquellas empresas que se niegan a digitalizar su negocio, probablemente sobrevivan un tiempo, sobre todo si son negocios locales, lo que sí sé a ciencia cierta es que las exigencias de los usuarios cada vez son mayores y que las empresas no digitalizadas acabarán en clara desventaja competitiva.

¿Qué pensáis vosotros?