Si tienes una empresa o tienes un emprendimiento, conoces la importancia de que tu proyecto sea único, innovador y original para poder diferenciarse de la competencia. Muchas veces, el problema radica en la dificultad de transmitir esa diferencia al público general. Lo que tu empresa necesita es una personalidad de marca y una voz propia, que transmita por ella misma quién es en el mercado sin necesidad que tenga que estar continuamente justificándose o explicando qué hace.

Por eso, he decidido ayudarte a encontrar ese camino hacia tu propia identidad de marca. Cuando termines de leer este artículo, conocerás un poco mejor a tu propia marca y estarás listo para dar el siguiente paso, el de crear una marca fuerte, que hable por ella misma y que conecte con su audiencia a cada palabra.

¿Por qué necesitas encontrar una personalidad de marca?

Las personas se comunican y se relacionan con otras personas gracias a la empatía, esa cualidad por la que nos ponemos en el lugar de ellas y generamos vínculos emocionales de aprecio y amistad. La empatía viene del griego “empatheia” que significa emocionar. Generalmente estos vínculos los establecemos con personas o animales, no con objetos inanimados.

¡Aquí está en quid de la cuestión! Para relacionarnos con los potenciales clientes, para convertirlos en seguidores y posteriormente en clientes fieles, debemos llegar a ellos a través de la emoción y como ya hemos dicho, necesitamos generar empatía para emocionar. Dotar a nuestra empresa de humanidad y de una personalidad propia nos ayudará a conectar a los usuarios con nuestra marca y a hacerlos partícipes de nuestras historias.

emocion personalidad de empresa

¿Cómo se dota de personalidad una empresa?

El proceso de dotar de personalidad a una empresa es un acto muy bonito que requiere de sentido del análisis y creatividad. Es como dibujar la personalidad del protagonista de una película, tiene un poco de ti, pero también es un alma libre que toma sus propias decisiones con las que a veces no estás de acuerdo y otras admiras con el corazón. Si no sabes muy bien cómo empezar a dotar de personalidad tu empresa, te recomiendo que pienses en estos 3 factores principales y luego los relaciones a 12 tipos de personalidad descritas por el psicólogo Jung que te describiré más adelante.

  1. El sector de la empresa: No es lo mismo dedicarse a la higiene que a la moda, a la tecnología que al arte… aunque dentro de un sector nos podemos encontrar muchos tipos de personalidad, generalmente responden a «una forma de ser» marcada por el objetivo de la empresa. Mientras las empresas tecnológicas tienen a «liderar el mundo», el sector de la moda suele ser más romántico o rebelde y el de la alimentación más ecológico y natural.
  2. Misión, visión y valores: No os esperabais que este apartado tuviera valor alguno… ¿verdad? Muchas empresas piensan que es sólo un espacio a rellenar de la página web… Pero para dotar de personalidad a tu empresa tiene una importancia crucial. Hay empresas que en su visión quieren cambiar la forma en la que vivimos en el planeta, otras que sólo quieren hacer un poco más feliz al mundo, otras quieren ser los pioneros de su campo de trabajo… esta forma de entender su presencia en el mundo y será la base para comprender la personalidad e tu marca.
  3. El cliente ideal: De nuevo, haber descrito a fondo a nuestro buyer persona será la clave de la personalidad de la empresa. No tenemos que adoptar la personalidad de nuestro cliente ideal, tenemos que ser la persona a la que el buyer persona ADMIRARÍA. Tenemos que ser su referente.

Los 12 tipo de arquetipos de personalidad de tu marca

Una vez que tenemos claros estos conceptos, te voy a dar unas pinceladas de los 12 arquetipos de comportamiento universal definidos por el psicoanalista Carl Gustav Jung y que pueden encajar con tu empresa:

El gobernante. Autoritario y responsable. Adora la seguridad, las cosas bien hechas y está hecho para liderar equipos.

El creador: creativo y original. Le gusta la innovación y desarrollar nuevas habilidades.

El inocente: su objetivo es ser feliz y buscar la tranquilidad y la paz.

El sabio: quiere entender el mundo y por eso disfruta investigando y estudiando.

El explorador: tiene una personalidad atrevida y aventurera. Le encantan los retos y su aspiración es la libertad y las emociones nuevas.

El héroe: representa el honor, la justicia y el saber hacer. Quiere cambiar el mundo a través de valores de esfuerzo y justicia. ¡Una persona de acción!

El mago: personalidad soñadora e imaginativa, aspiran a cambiar el mundo pero a través de motivar a las personas a cambiar de manera individual.

El rebelde: es un antihéroe que ansía la libertad desafiando las normas. Tiene su propio código de conducta

El bufón. Su misión es hacer feliz a las personas. Quieren cambiar el mundo cambiando su estado de ánimo.

El amante: una personalidad de ideales románticos. Disfruta de la belleza, de los entornos agradables, la pasión y el entusiasmo.

El hombre común: es un amigo realista que busca empatizar con sentido común, sencillez y honestidad.

El cuidador: tiene una visión paternalista del mundo. Su misión es proteger a todo el mundo. Es generoso y caritativo.

personalidad de marca: el explorador

Estas son algunas de las características principales de estos arquetipos de personalidad en los que podemos ver reflejada nuestra empresa. Por supuesto, son generalizaciones y podremos combinar estos estilos hasta crear uno natural y afín a nuestros clientes potenciales.

Una vez que encuentras tu personalidad de marca, te será mucho más fácil escribir textos que conecten con tu audiencia y ésta tendrá un poco más claro cómo eres, como identificarte y por supuesto cómo diferenciarte de la competencia

Ahora te toca definirte… Si eres idealista como un creador, si eres confiable como el gobernador, si van a sentirse identificados contigo como hombre común si amas la vida y la belleza como un amante…

A lo largo de las semanas, voy a ir desarrollando cada una de estas personalidades para que sepas cómo aplicar esta personalidad en tu copy y sepas transmitirla en redes sociales, en tu publicidad y en tus emails…

¿Te atreves a tener tu propia personalidad de marca? ¡Déjame en comentarios cuál quieres que sea el siguiente perfil a analizar en profundidad 😊