El secreto de escribir un buen copy, (si es que lo hay y lo he encontrado) es la perfecta combinación entre creatividad y método.

Muchos piensan que la creatividad nos viene dada por nacimiento, que lo eres o no lo eres, pero yo no he encontrado ningún niño que no sea capaz de inventar mil mundos mientras juega, por lo que más que un proceso de aprendizaje, yo creo que en la adolescencia hacemos un proceso de desaprendizaje impulsados principalmente por la vergüenza a meter la pata y “salirnos de la caja”

La buena noticia es que el que tuvo retuvo, y por eso creo que podemos reaprender a base de saltar barreras mentales y de trabajo. Como dijo Picasso “Que la inspiración te pille trabajando”.

Por otra parte, está el método. Supongo que cada profesional tendrá el suyo, pero a mi me gustaría hablaros de cómo lo hago yo por si os sirve de ayuda e inspiración 😉

  1. Recogida de información: parece una tontería, pero es que muchas veces conocemos qué vendemos, pero no la razón por la que los usuarios lo compran. Por ejemplo, si vendemos agua embotellada, lo lógico es que incidamos en que es un agua desmineralizada, del manantial de no sé dónde… pero a lo mejor el cliente no valora tanto eso, sino que le gusta porque tiene un envase de 30 cl que cabe en el bolso. Conocer cada mínimo detalle del producto, así como de los clientes, hará que tus copys lleguen al fondo de la cuestión. Y esto es una crítica a las empresas que contratan los servicios de community manager, quieren que el mismo día de contratación estés publicando post y artículos que generen leads sin haberte dado ni un briefing ni estudio de mercado ni NADA. #ojaláeldondelavidencia
  • Conocer cómo trabajan otros profesionales: Conoces el truco de usar Google ADS para encontrar palabras clave, ¿no? Pues de la misma manera utiliza Facebook ADS para estudiar lo que le gusta leer a tu audiencia. Es sencillo: haz como que creas un anuncio y en el momento de segmentar la audiencia por intereses, entra en los perfiles que sugiere Facebook que compartís target. Busca en esos perfiles los post con más interacciones. Intenta crear un patrón y descubrirás mucha información valiosa sobre cómo trabajar tus copys. El tipo de contenido que genera más likes, el tipo de fotos, la longitud del texto, el tono…
  • Utiliza recursos del neuromarketing: Hay mucha información en internet acerca de cómo dividir la información en párrafos cortos, las palabras que enganchan, palabras que generan rechado… pon en práctica estos consejos.
  • No te olvides del SEO: Incluso en redes sociales es importante el uso de palabras clave.
  • Manos a la obra: Escribe, analiza y corrige.  Al final, el movimiento se demuestra andando.

Conclusión, hazlo como mejor sepas y ve mejorando con la práctica. Quedamos en que la creatividad estaba en no tener miedo a salir de la caja y experimentar ¿no?