Ponerle nombre empresa o a tu proyecto, no es un tema nada fácil. Piensa que es el nombre que le acompañará toda su (esperemos que larga y próspera) vida, al igual que un niño recién nacido necesita un nombre para identificarlo, también las empresas cobran vida a través de su nombre. A veces tenemos ese nombre pensado desde que nos surgió la idea del proyecto y lo tenemos clarísimo ¡enhorabuena!… pero otras resulta un verdadero quebradero de cabeza.  Tanto en el primer caso como en el segundo, es bueno darle vueltas al coco. En este post, os doy unos cuantos consejos para poner nombre a tu empresa que seguro que os ayudan en vuestro Brainstorming particular.

ideas para nombres de empresas

Ideas para nombres de empresas

  • Un nombre corto y sencillo siempre es mejor de memorizar: Una vez trabajé en una empresa con un nombre larguísimo. Siempre que hablaba por teléfono con proveedores y clientes tenía que repetir el nombre varias veces, incluso deletrearlo… Si es difícil de entender ¡imaginad memorizarlo! Lo mejor es tener un nombre sencillo de pronunciar para que nadie tenga problemas en buscar vuestra empresa por internet o para recomendarlo a algún colega. Evita también cacofonías o nombres que en voz alta no suenen bien. Un ejemplo de nombre corto y sencillo es Coca- Cola o Iberia.
  • No temas decir “tonterías”, apunta todo lo que se te ocurra, aunque luego lo descartes, solemos ser demasiado críticos con nosotros mismos y no siempre vemos el potencial de un nombre. Pide ayuda a un amigo, socio o familiar. Por ejemplo ZARA: Amancio Ortega quería llamarla Zorbe, pero ya estaba registrado, así que jugó con esa palabra hasta que llegó a ZARA.
  • Apuesta por los acrónimos, muchas empresas que conocemos vienen de unir sílabas, con esto no digo que tengamos que poner cuatro letras sin sentido, pero podemos jugar con ellas para que surjan nombres bastante interesantes. Algunos ejemplos son: SEAT (Sociedad Española de Automóviles de Turismo), DIA (Distribuidora Internacional de Alimentos) o PANRICO (Panificio Rivera Costafreda S.L).
  • El nombre puede hacer referencia directa a tu producto, de manera que el cliente no tendrá dudas sobre lo que ofertas, por ejemplo PC componentes o Telefónica.
  • También podemos irnos al otro extremo, buscar nombres que tienen una referencia simbólica de nuestra actividad aunque no se identifica con el producto. Por ejemplo Nike es la Diosa griega de la victoria, tiene mucho que ver con el deporte, de manera que tiene sentido aunque el nombre no se identifique con la ropa deportiva.
  • ¿Por fin te convence uno? Búscalo en internet, mira que el nombre comercial en www.oepm.es/es/index.html y el dominio no esté registrado, puede ser también que ya tenga referencias en la red, imagina que cuando por fin registras tu empresa, ves que tu nombre aparece mezclado entre otras palabras clave de contenido inconveniente o que puede desprestigiar tu negocio.
  • ¿Todavía nada? Estos enlaces generan nombres aleatorios que pueden servirte de inspiración o directamente usarlos tal cual se crean: https://gospaces.com.mx/herramientas/generador-nombre-empresas o http://noemata.net/nbng/ . Como anécdota también este este curioso generador de nombres para empresas “hipster” http://www.hipsterbusiness.name/# que combina palabras random para lograr nombres muy curiosos 😉

Lo importante a la hora de buscar nombre es no contentarse con lo primero que se nos ocurra y meditar, darle vueltas, y vueltas y más vueltas… No te obsesiones y descansa cuando lo necesites pero como diría el genio Pablo Picasso ¡Que la inspiración nos pille trabajando!

Ánimo y suerte 😉