El videomarketing es un terreno por explorar que todavía tiene mucho recorrido por delante, es una excelente herramienta de marketing digital que consigue atraer la atención más que la imagen y mucho más que el texto. No por nada el 75% de lo que se consume en internet es contenido audiovisual.

Sin embargo, el usuario cada vez es más exigente, no invierte su tiempo en cualquier video y siempre busca la calidad de contenido y sobre todo calidad técnica.

Si no eres muy ducho en estos términos, te doy unos consejos técnicos para que tus potenciales clientes te escuchen hasta el final:

  1. La duración: Entre 3 y 5 minutos.

Sé claro, conciso y directo. Por muy atractivo que sea tu mensaje, la capacidad de atención se reduce en internet por los continuos impactos que llegan de todas partes: una notificación en twitter, una conversación a medias en un chat… todo esto hace que debas reducir tu mensaje a la mínima expresión para no aburrir al usuario.

  1. La iluminación: A todo color.

Los ambientes tenues son para las citas románticas y películas de miedo. Siempre que tengas un mensaje comercial/informativo, no temas iluminar bien la escena, sin llegar a quemar la imagen. Os dejo un enlace en el que os explican la posición de los focos.No te olvides de hacer un balance de blancos si no quieres que tu piel adquiera diversas tonalidades.

  1. Sonido: Calidad ante todo.

Nitidez, saturación, timbre, ruidos… todo influye en el mensaje. Si quieres que te escuchen, cuida el canal. Invierte en micrófonos, depender del micrófono de la cámara es peligroso si quieres grabar fuera de un estudio. Si tienes un mensaje, la música nunca debe ser un elemento distractor, ni debe quedar por encima de tu voz.

Hay muchos tipos de micrófonos profesionales, pero para estos videos lo más adecuado es un buen micrófono unidireccional cardioide (para evitar que se meta más ruido) y protegerlo con un peluche si vas a salir a la calle.

  1. El escenario: Qué mensaje quieres dar.

Si quieres recibir toda la atención, un fondo neutro o blanco es lo más aconsejable, aunque es mucho menos atractivo. Ahora bien, según la imagen que quieras dar puedes jugar con un fondo y otro. Una playa, un bosque, un ambiente empresarial… puedes jugar con el escenario para meter en situación al espectador y atraer su atención.

  1. Llamada de atención:

El mensaje debe ser claro, conciso y llamativo. El contenido debe ser original y estar repleto de llamadas a la acción. El tono de voz debe ser alegre y dinámico pero sobre todo natural, que no parezca que esté guionizado pues sería como descubrir la trampa y el cartón del espectáculo.

Como ves, aunque parece sencillo siempre hay muchos puntos a tener en cuenta, aún así ¡todo es cuestión de práctica! Os animo a que lo intentéis.

Si tenéis cualquier duda ponte en contacto con La Brújula Digital, ofrecemos este servicio a un precio inmejorable 😉